Un dato de última hora

Una pareja que puede volver a salir junta

En el sorteo del Loto #3973, realizado el 2 de febrero de 2017, aparecieron los números 3, 9, 28, 32, 33, 37 comodín 26. Fue un sorteo bastante corriente salvo por el hecho que en ése momento era el sorteo 25 que el pozo se venía acumulando. Pero algo más sucedió en ese sorteo que sin embargo pasó inadvertido para la mayoría de los apostadores, y es que por primera vez dos números que habían aparecido juntos en una combinación anterior, volvían a aparecer juntos después de 23 sorteos sin salir. Efectivamente los números 9 y 32 aparecieron junto a 22, 23, 25 y 31 en el sorteo #3949, del 8 de diciembre de 2016, y no volvieron a salir hasta el citado sorteo #3973.

Traigo esto a colación porque en el sorteo de hoy, #4080, existen dos números que llevan 23 sorteos sin salir, 22 y 37, que de aparecer ahora serían la segunda pareja en hacerlo. Parece difícil que suceda pero ya hemos visto cosas difíciles sucediendo en el Loto. Como dato, la pareja de números 31 y 41, que aparecieron juntos después de haber estado sin salir por 20 sorteos (#3831 del 8 de marzo de 2016), es la que más se acerca, y las que vienen lo hicieron después de pasar 17 sorteos sin salir. Una cosa más por si no lo saben, 22 y 37 han aparecido juntos en 25 combinaciones ganadoras del Loto.

No estoy diciendo que deban jugar estos números, pero no estaría mal jugar una cartilla que los contenga, no sea cosa que al Loto le entren ganas de hacer sus gracias. Ya están advertidos, pero no se atormenten si no hacen caso, después de todo quedan otros cuatro números por elegir.

El turno del Desquite

Aprovecha de jugar con Desquite

Finalmente el pozo de la Revancha fue ganado por un solitario ganador después de acumularse por 71 sorteos, y ahora los ojos se posan sobre el Desquite, cuyo pozo se ha ido acumulando por 46 sorteos hasta ahora. El monto estimado a repartir es bastante menor al que repartió la Revancha, sólo (¡sólo!) $1.120 millones según la página de Polla, que se repartirían en el sorteo #4078. No  es, sin embargo la mayor cantidad de sorteos que el Desquite no ha tenido ganadores, pues lo máximo han sido 52 sorteos en dos oportunidades, para luego premiar a un apostador en cada oportunidad: #3314 del 18 de noviembre de 2012 con $1.020 millones y #3866 del 29 de mayo de 2016 con $1.460 millones estimados a repartir. Aún así, el segundo mayor premio (estimado a repartir) que ha entregado el Desquite fue de $1.120 millones (sí, igual que el actual) en el sorteo #3573 del 15 de julio de 2014 que se llevó un apostador después de pasar 38 sorteos sin ganador.

¿Por qué la diferencia en los montos? Es lógico pensar que mientras más sorteos pasan sin ganadores, más grande debe ser el pozo acumulado. Pero esto depende de muchos factores. Primero el valor del boleto, pues me parece algo ha subido con los años. También depende de la cantidad de apuestas que se hagan en cada sorteo, que en el caso de la Revancha y Desquite, es directamente proporcional a las que se hagan en el Loto. Alguno estará pensando en las “manos negras” que nunca faltan y que podrían variar el monto. Yo no creo, más bien pienso en poca prolijidad en los cálculos que se realizan para determinar los premios.

Por supuesto basta con que se juegue una cartilla con el Desquite para que exista la posibilidad de que ése apostador se lleve el premio, pero las probabilidades están en su contra. Es más fácil que el pozo del Desquite se siga acumulando, pues yo estimo que no habrá suficientes apuestas en el Desquite, por lo menos mientras los pozos del Loto y la Revancha sigan siendo relativamente pequeños. Ahora bien, si no acostumbras a jugar tu cartilla con Desquite, esta es una buena oportunidad de hacerlo: son $500 adicionales, pero es $500 más barato que jugar dos cartillas sólo con el Loto, y la recompensa podría ser bastante más grande.

El pozo de la Revancha

Hora de jugar en serio

Hora de jugar en serio

La Revancha se ha ido acumulando desde hace 69 sorteos y el pozo estimado a repartir en el sorteo #4075, según la página de Polla, es de $2.450 millones. Es hasta ahora la mayor cantidad de sorteos sin que aparezca un ganador en la Revancha y el mayor pozo estimado a repartir de este juego. En el año 2016 se acumuló las dos veces que siguen en este ranking; una vez durante 37 sorteos, entre el 4 de agosto (#3895) y el 27 de octubre (#3931) con un pozo estimado a repartir de $2.080 millones, y la otra vez durante 43 sorteos, entre el 24 de abril (#3851) y el 31 de julio (#3893) con un pozo estimado a repartir de $2.140 millones. Ambos fueron ganados por un solo apostador.

Siempre existe la posibilidad que algún afortunado se lleve este pozo, pero las probabilidades aumentan proporcionalmente a la cantidad de apuestan que se realicen. Contribuye al aumento de apuestas que el Loto también se haya acumulado, lo que pasó por esas fechas: el Loto repartió $3.730 millones el 30 de agosto (#3906), $4.440 millones el 20 de octubre (#3928), y repartió $2.840 millones el 1 de mayo (#3854), $3.190 millones el 12 de junio (#3872). Aunque el Loto se ha acumulado bastante durante los sorteos en que la Revancha se ha acumulado, no ha sido lo suficiente para que se hagan más apuestas. Sin embargo esto puede cambiar en cualquier momento, después de todo $2.000 millones le caen bien a cualquiera.

¿Alguna recomendación para jugar la Revancha? En uno cada 7,4 sorteos de la Revancha la suma de los dígitos del sorteo aparece en la combinación ganadora (pasó 154 veces en los 1.144 sorteos realizados); la última vez fue en el sorteo #4056, es decir han pasado 18 sorteos sin que ocurra. Por lo tanto deberíamos jugar el 4+0+7+5=16 (que entre paréntesis lleva 31 sorteos sin salir en la Revancha). El resto corre de parte de ustedes.

Una combinación increíble

Una combinación poco vista

Una combinación poco vista

El último sorteo del Loto (#4050) dejó una combinación de números que uno cree casi imposible que suceda. Veamos: aparecieron cinco números en secuencia, los cinco pertenecen a la misma catorcena (la segunda, entre 15 y 28) y a la misma decena (la tercera, entre 20 y 29). No sólo eso, sino que además, el sexto número también cumple con las mismas características. Por si no lo saben, tal combinación fue 21, 24, 25, 26, 27, 28. Como para no creerlo.

Nunca antes, en ningún sorteo de ningún juego del Loto (me refiero a Loto, Revancha o Desquite) habían aparecido cinco números en secuencia. Sólo una vez anteriormente habían aparecido seis números en una catorcena (también fue en la segunda), en el sorteo #3207 realizado el 13 de marzo de 2012. Nunca antes habían aparecido seis números en una sola decena. Pero lo más insólito es que cinco de estos números ya habían aparecido juntos en otra combinación ganadora del Loto: fue en el sorteo #3558 realizado el 10 de junio de 2014 donde salieron 4, 21, 25, 26, 27, 28, comodín 14. Ya sé que no tienen una forma fácil de comprobarlo, pero créanme que es cierto.

Este resultado sirve para recordar que todas las combinaciones de seis números entre 41 son igualmente posibles. El problema es determinar cuándo van a ocurrir realmente; esta combinación tan extraordinaria demoró 1.130 sorteos en aparecer. Claro que nos llama la atención por tratarse de números seguidos, pues en realidad sólo se trata de seis números que nunca antes habían aparecido juntos, tal como en las combinaciones de los 1.129 sorteos anteriores y como seguramente pasará con la de los próximos mil o diez mil sorteos siguientes.