Tres veces tres

Nuevamente tres

El número 3 lo hizo de nuevo, apareció por tercera vez consecutiva, y aunque nunca antes ha sido sorteado en cuatro sorteos consecutivos, no se puede descartar que lo haga por primera vez. Y si creen que esto es muy aventurado, sepan que Julio es el mes en que el 3 más veces ha aparecido, un total de 16 veces, muy por sobre Enero y Diciembre que lo siguen con once apariciones cada uno. Tiende a salir más los días Martes y Jueves que el Domingo, pero no con mucha diferencia.

¿Ha habido números que hayan salido en cuatro sorteos seguidos? Pues sí, pero son pocos: 6, 7, 8, 15, 16, 18, 24, 30, y 39 han salido en cuatro sorteos consecutivos en una ocasión; el 33 lo ha hecho dos veces. ¿Puede el 3 unirse a este selecto grupo? La respuesta también es sí, igual que cualquier otro número, ahora si esta será la ocasión en que lo haga es otro cuento, y les corresponde a ustedes decidirlo.

Ok, vamos a jugar el 3, ¿y qué otros números? De las once veces que un número ha salido en cuatro sorteos seguidos, en siete se han repetido dos números del sorteo anterior, es decir que si seguimos la tendencia, deberíamos escoger otro número entre 4, 13,  24, 32 y 41. El 41 acaba de repetirse también; el 24 viene apareciendo después de veintiún sorteos sin salir; el 13 es uno de los números menos frecuentes del Loto; tanto 4 como 32 han aparecido 97 veces en los 647 sorteos jugados, así que cualquiera puede ser.

Antes que sigamos buscando candidatos, les debo recordar también es posible que ninguno de estos números salga, y que la próxima combinación ganadora sea totalmente diferente, pero ¡puchas que nos hemos entretenido! Ahora sigan divirtiéndose por su cuenta.

Otro candidato a salir

A veces no está, pero siempre vuelve a aparecer

Como ya se habrán dado cuenta, ninguno de los números que deberían haber salido (27, 28 y 29) salieron en el sorteo anterior, y esto nos demuestra que la historia no siempre se repite. Pero, lo dicho, aún es posible que estos números estén en racha y pronto lo descubriremos. Sólo que ahora quisiera agregar otro número que en el pasado ya nos dio una sorpresa. Se trata del 3, que acaba de repetirse y que hace unos seis meses dio origen al blog “La arremetida del número 3”.

Si revisamos el período al que hace referencia ese comentario (#3478 – #3491), nos daremos cuenta que hay además otros números que aparecen varias veces: 2 y 41 aparecen en 5 ocasiones, 30 y 36 aparecen en 4. En realidad, prácticamente cualquier período suficientemente grande que analicemos tendrá un comportamiento parecido, es decir, algunos aparecerán más porque están “calientes”. Otros en cambio, ni siquiera aparecen o están “fríos”.

Esto que parece una percepción, está avalado por las estadísticas: más de la mitad de los números que han salido sorteados en los juegos del Loto aparecieron en la combinación ganadora cuando llevaban 4 o menos sorteos sin salir, es decir, los números que acaban de salir tienden a seguir saliendo. Pero esto tiene un límite, porque si no, aparecerían siempre los mismos, lo que claramente no es así. Por supuesto que los números que llevan mucho tiempo sin salir en algún momento lo hacen. Nadie sabe cuándo ocurrirá lo uno o lo otro, pero la gracia está en tratar. Pueden ver más al respecto aquí).

Historia de un trío

¿Juntos o separados?

Haciendo una revisión de los números que han salido en los últimos cuatro sorteos, me he percatado que el 28 ha salido tres veces en tanto que 27 y 29 han salido dos veces cada uno. De vez en cuando aparecen rachas de números que se repiten o aparecen muy seguido, el problema es que no sabemos cómo anticipar cuando ocurrirán. Sucedió hace poco con el 5 y no hace tanto con el 41. Podría pasar con los que estoy comentando, pero es sólo una conjetura.

Veamos, el 29 es uno de los cinco números menos frecuentes del Loto y junto a 27 y 28 se encuentra entre los diecisiete menos frecuentes, lo mismo que el número 41 que comentamos recién. El 41 apareció cinco veces en ocho sorteos (entre #3559 y #3566), por lo que 27, 28 y 29 sigan apareciendo no es descartable.

Sólo en una ocasión anterior el número 28 ha aparecido en tres sorteos seguidos, así que si sale en el próximo sorteo será la segunda. Si aparece el número 29, sería la octava vez que aparece en dos sorteos seguidos y ya en dos ocasiones ha aparecido en tres sorteos seguidos. Aunque el 27 no apareció en el último sorteo, para completar el cuadro diremos  que diez veces ha aparecido en dos sorteos seguidos y tres veces en tres sorteos seguidos.

La pregunta de cajón es ¿han aparecido juntos alguna vez? Sólo una vez, en el sorteo #3096 del 28 de Junio de 2011, y adivinen qué: en esa ocasión el número 28 había aparecido en el sorteo anterior (#3095) y también en el anterior a ése (#3094). ¡Exacto! Fue ésa la única ocasión en que el 28 ha aparecido tres veces seguidas.

Si estás pensando en jugar 27, 28 y 29 debo recordarte que hasta ahora ha sido un hecho excepcional que, por cierto, podría volver a ocurrir, pero hay que tomárselo con calma. Yo ligo este hecho con los datos del Apostador que dicen que hace mucho tiempo no aparecen terminaciones en los dígitos 7 y 9, sobre todo considerando que 7 es la segunda terminación más sorteada. En el mentado sorteo #3096 también aparecieron 37 y 39, aunque Ud. no lo crea.

Finalmente se fue el Loto

Dos que amanecieron dulces

Con dos afortunados apostadores que se llevaron $2.600 millones cada uno resultó el sorteo del Loto #3574, el que tuvo una combinación compuesta sólo por números pares, tres de ellos terminados en el dígito 4 y dos en el dígito 8. Es sin duda una combinación bastante inverosímil, por lo que seguramente ambos apostadores jugaron su cartilla al azar.

Si bien yo no recomiendo jugar al azar, en el sorteo anterior se realizaron tantas apuestas que probablemente la mayoría de las combinaciones posibles se jugaron y las más descabelladas deben haber corrido por parte de las máquinas del Loto. No sabemos cuántas de éstas apuestas se jugaron, pero al menos deben haber sido 2 millones. Hay que tener bastante suerte para que salga la que uno compre.

Y ahora que la fiebre del Loto se pasó, quedamos aquellos que jugamos siempre más como un desafío y por entretención que por el afán de ganarse un pozo fantastillonario. Así que vamos a lo nuestro.

Esta es la sexta vez que aparecen seis números pares en la combinación ganadora, y en todas excepto una, el comodín también fue par. Curiosamente, después de los dos primeros sorteos en que salieron seis pares, después salieron un par y cinco impares, después de los dos siguientes salieron dos pares y 4 impares, y después del quinto aparecieron tres pares y tres impares. Todo indica que esta última combinación de pares e impares será la que salga el próximo sorteo. Algo parecido sucede con los números primos: después de los dos primeros sorteos al siguiente salieron dos primos y 4 no primos, después de los dos siguientes aparecieron cuatro primos y dos no primos, y después del quinto aparecieron un primo y cinco no primos.

La cantidad de combinaciones posibles que tengan 3 pares y 3 impares y al mismo tiempo tengan un primo y cinco no primos es algo así como 600.000 posibilidades, que comparado a los casi 4,5 millones de las posibilidades totales resulta bastante más atractivo.