Estadísticas de Junio

Esperando la lluvia que se viene

Esperando la lluvia que se viene

Llegó el primer sorteo del Loto en Junio, mes que se caracteriza por tendencias muy marcadas: el número 2, el más frecuente, ha aparecido en 17 de los 74 sorteos jugados en este mes, y los números 25, 29, 30 y 31 han aparecido 16 veces cada uno; por otro lado, los números 3 y 15 sólo han aparecido en 5 ocasiones, 8 y 14 lo han hecho en 6 ocasiones, en tanto que 16, 24 y 32 han salido en la combinación ganadora 7 veces.

La terminación más frecuente es 0 (en 14 sorteos con 31 números), seguida de 5 (en 12 sorteos con 26 números). La terminación en 1, la más frecuente en el Loto por tener más números con ése dígito, sólo aparece en tercer lugar (en 12 sorteos con 24 números). Las terminaciones menos frecuentes son 3 y 4 (en 4 sorteos y 8 números cada una).

Once números nunca se han repetido de un sorteo al siguiente en Junio: 4, 6, 12, 14, 15, 17, 22, 24, 32, 35 y 39. Ojo con los números pares y con los terminados en 2 o 4, que pueden ser buenos candidatos para repetirse este mes. Siete números se han repetido en cuatro ocasiones: 1, 2, 10, 25, 28, 37 y 41. Sólo en 10 sorteos de los 74 realizados en Junio no hubo números terminados en un mismo dígito, en 19 no hubo repetidos del sorteo anterior y en 26 no hubo números en secuencia.

Las distribuciones en catorcenas más frecuentes en Junio son 1-3-2 (once veces), 2-2-2 (diez veces) y 3-1-2 (ocho veces). O sea que una buena opción es jugar siempre dos números entre 29 y 41 (tercera catorcena). Las distribuciones de números pares-impares y primos-no primos es la normal en el Loto, es decir 3 pares-3 no pares y 2 primos-4 no primos. El número que más veces ha sido comodín en Junio es el 14 (8 veces), seguido de 23 y 38 (5 veces cada uno), en tanto que 7, 12, 18, 21, 25, 27, 30 y 31 nunca lo han sido.

Para especular más, pueden revisar resumen y detalle de las estadísticas que les dejo aquí.

Números repetidos, en secuencia y de igual terminación

Una pequeño análisis

Una pequeño análisis

En el sorteo pasado (#3866) aparecieron números repetidos del sorteo anterior (el 5), en secuencia (37, 38), y terminados en un mismo dígito (8, 38). Esta característica de salir números en estas tres categorías ha ocurrido en 274 ocasiones en los 936 sorteos del Loto jugados desde que se participan 41 números, esto es una vez cada 3,4 sorteos. Este promedio nos hace sospechar que en alguna oportunidad esto ha ocurrido en sorteos consecutivos. Y no estaríamos equivocados pues ya ha pasado en 69 ocasiones, incluyendo una vez en que pasó en 5 sorteos seguidos (#3656 al #3660), otra de 4 sorteos seguidos (#3356 al #3359), 7 veces en 3 seguidos y 48 veces en 2 sorteos consecutivos.

Adicionalmente, les puedo contar que en 53 ocasiones esto ocurrió después de que pasara un sorteo, 47 en que volvió a ocurrir después de pasar dos sorteos, 32 en que pasó después de tres sorteos, etc., hasta llegar a 2 ocasiones en que pasaron nueve sorteos antes que volviera a ocurrir, más otras 2 en que pasaron diez sorteos, y 1 vez en que tomó 13 sorteos para que volvieran aparecer números repetidos en secuencia y con la misma terminación.

De todo este análisis al menos una cosa queda clara: si van a salir números repetidos, en secuencia y terminados en un mismo dígito es más probable que aparezcan en el siguiente sorteo a que vuelvan a salir que después de uno o más sorteos. Pero antes que vayan a jugar en consecuencia, este análisis es un poco engañoso, pues no se toman en cuenta los 662 sorteos donde pasó lo contrario, es decir no aparecieron números repetidos, o no aparecieron números en secuencia, o no aparecieron números terminados en un mismo dígito. O sea que tal como presentíamos, es menos probable que vuelva a repetirse esta combinación a que aparezca cualquier otra.

Tanto va el cántaro al agua …

... que termina por romperse

… que termina por romperse

Después de 55 sorteos del Loto, finalmente se repitieron 3 números del sorteo anterior (recordemos que el promedio es de 1 cada 33). Hago este comentario para que se convenzan que en algún momento los datos del Apostador se van a cumplir, y esto podría darnos alguna ventaja. En el caso particular del que estamos hablando, significa que podríamos haber asegurado al menos una terna, pero tendríamos que haber jugado 20 cartillas, pues se pueden formar 20 tríos distintos con los seis números de una combinación ganadora. Si hubiésemos jugado sólo al Loto, habríamos tenido que invertir $20.000 y la terna nos habría reportado $1.050. ¿Mal negocio? No necesariamente.

El anterior es el peor de los casos. Para jugar en forma racional (y consecuente), deberíamos haber escogido 3 números fijos que habríamos combinado con cada uno de esos 20 tríos. Supongamos que uno de esos números hubiese sido el comodín, entonces la terna se habría transformado en súper terna y además habríamos obtenido 9 súper duplas, es decir $1.340 + 9 * $1.000 = $10.340. Mejor. Ahora, si en vez del comodín hubiésemos escogido otro de los números ganadores, entonces la terna habría sido cuaterna y las súper duplas habrían sido ternas, es decir habríamos obtenido $3.030 + 9 * $1.340 = $15.090. Bastante mejor. Si hubiesen sido el comodín y otro número ganador, ya habríamos tenido ganancias, pues sólo la súper cuaterna reportaba $21.940.

El problema es, primero, ¿cuántos sorteos habríamos estado apostando $20.000 antes que efectivamente se repitieran los 3 números del sorteo anterior?, y segundo, ¿qué tan seguros estaríamos de haber escogido al menos 2 de los números ganadores? Como ven, para ganar hay que atreverse y estar dispuestos a perder, y bastante, pero la recompensa podría ser muy, muy grande.

Jugando al Desquite

Mucho ojo con los que vas a jugar

Mucho ojo con los que vas a jugar

Nuevamente el Desquite está más acumulado que el Loto y que la Revancha. Como lo he comentado anteriormente, para jugar al Desquite es necesario apostar al Loto ($1.000) más Revancha ($300) más el Desquite ($200). Aunque naturalmente nos concentremos en las estadísticas del Loto por ser el que más premios reparte, de vez en cuando nos surge la inquietud por jugar números de otro sorteo, como en este caso el Desquite. Lo normal es que el Desquite se juegue “por si acaso” y en realidad nunca nos detenemos a ver tendencias del juego.

El comportamiento del Desquite es muy similar al Loto en lo que se refiere a números pares, números primos, distribuciones en decenas, catorcenas y en repetidos, seguidos o terminados en un mismo dígito. La diferencia está en qué número es el más o menos frecuente, el número o la terminación que lleva más tiempo sin salir, etc. De modo que parece que no es buena idea jugar una sola combinación para ambos sorteos. Como dato, en 596 sorteos jugados, al menos 1 número apareció en el Loto y en el Desquite incluyendo 1 en que se repitieron 4 números, 25 donde se repitieron 3 y 174 donde se repitieron 2.

Así que, ¿qué vamos a hacer? Jugar al Loto con Revancha y Desquite. ¿Qué números vamos a jugar? Cualquiera que nos parezca adecuado. En el Desquite los números más frecuentes son 6 (162), 18, 20 y 28 (149), 17 (147); los menos frecuentes son 1 (121), 22 (119) y 39 (122). Los números que llevan más tiempo sin salir son 1 (27), 34 (19), 37 (18), 27 y 38 (17), 35 (16). Las terminaciones que llevan más tiempo sin salir son 7 (39), 6 (23) y 2 (20). ¿Suficiente información?, pues mucha suerte con sus elecciones.