Anatomía de un resultado

Vamos por partes

Los números de la combinación ganadora del último sorteo del Loto (que pasará a la historia sin pena ni gloria) no eran nada fuera de lo común ¿O sí? Para empezar, no hubo ninguno mayor que 31, lo que calza perfecto con fechas, que es la forma predilecta de los apostadores para escoger números. Dos de ellos, 20 y 16, están dentro de los diez más frecuentes del Loto, ninguno está dentro de los diez menos frecuentes. El número 20, junto al 23 y 34, era el que más tiempo llevaba sin salir y además correspondía a la suma de los dígitos del sorteo 4+2+8+6.

Quizás lo más llamativo es que no se repitió ningún número de la combinación ganadora anterior, a pesar que en dos de cada tres sorteos y se repite al menos un número. Tampoco aparecieron números en secuencia, lo que ocurre en tres de cada cinco sorteos, con al menos dos números consecutivos. En cinco de cada seis sorteos aparecen al menos dos números terminados en un mismo dígito, cosa que tampoco ocurrió en este sorteo. Esta condición, no-repetidos + no-seguidos + no-terminación, se había producido 42 veces antes, la última ocasión el 30/10/2018, hacía 41 sorteos. Considerando que en promedio ocurre cada 32 sorteos, no es extraño que sucediera el domingo pasado.

Aparecieron cuatro números pares y dos impares, la tercera distribución par-impar más frecuente del Loto (una vez cada cuatro sorteos). No salieron número primos, cuarta (de siete) distribución primos-no primos del Loto (una vez cada doce sorteos). Por último, la suma de los números de la combinación ganadora fue 114, y el rango de valores más común en el Loto es mayor que 106 y menor que 151 (en el 60% de los sorteos realizados).

Esto no significa que haya sido un regalo, como dice Elfenbein en su programa. Si hubiésemos buscado las combinaciones posibles que cumplan con todas estas condiciones (incluido que contenga el número 20), cosa que pueden hacer quienes hayan contratado un plan Avanzado en www.elapostador.cl, habríamos encontrado 39. Al precio de Loto+Revancha+Desquite, habríamos gastado $58.500 y obtenido $9.200 millones a cambio.

¡Chanten la moto! Escoger todas estas condiciones es tan difícil como elegir los números ganadores, si no, no estaría escribiendo este comentario, ¿no les parece? No incluir cualquiera de estas condiciones hace que el número de combinaciones posibles aumente considerablemente y si nos equivocamos al escoger alguna, el Loto no estará dentro de las combinaciones ganadoras.

Querido apostador, cualquier método que utilices para buscar tus números es igual de bueno, sólo necesitas un poquito de suerte, la que yo te deseo por montones.

Fiebre de Loto

Buscando esa combinación

Buscando esa combinación

Ya han pasado 20 sorteos del Loto sin que aparezcan ganadores y el pozo estimado a repartir se empina sobre los $3.000 millones. A partir de ahora pocos se podrán resistir a jugar una cartilla soñando con darle el palo al gato, y muchos apostadores esporádicos empezarán a visitar las agencias de Polla para hacer sus apuestas. Desde que el Loto se juega con 41 números, en ocho ocasiones su pozo se acumuló en 20 o más sorteos, apareciendo un ganador al sorteo siguiente en uno de ellos, con un pozo acumulado bastante mayor al actual (sorteo #3715 con $4.270 millones). Sin embargo, el pozo acumulado actual declarado por Polla de $3.240 millones, es mayor que el pozo de $3.230 millones que se llevó un afortunado ganador en el sorteo #4121 después de haberse acumulado 26 veces.

Como dato anecdótico, el mayor pozo acumulado informado por Polla fue de $6.200 millones que se llevó un solo ganador en el sorteo #3115 después de acumularse sólo 19 veces. No tengo una razón clara de por qué se realizaron tantas apuestas en ese entonces, pero me da la impresión que fue un evento único e irrepetible, algo así como una sicosis colectiva, una verdadera fiebre por el Loto. Lo que ocurre por estos días no es nada despreciable, a mí al menos, no me caerían nada de mal los milloncitos del Desquite, para qué decir los del Loto, pero yo no soy ambicioso.

¿Puede seguir acumulándose? Por supuesto que sí. Ya lo ha hecho antes y puede volver a hacerlo, incluso podría romper la actual marca de 26 sorteos sin ganador. Todo dependerá de la cantidad de combinaciones distintas que se jueguen. Sólo una de las 4.496.388 posibles será la ganadora y ésa podría ser la tuya.